Entrevistas Fesabid 2009: Catuxa Seoane

Catuxa SeoanePara Catuxa Seoane, los libros y las nuevas tecnologías se complementan a la perfección. Esta licenciada en Documentación participa en Fesabid, una cita indispensable para cualquier profesional inquieto que quiera conocer qué esta pasando en el mundo de las bibliotecas y la documentación.

Catuxa Seoane compagina su amor por los libros con su pasión por las nuevas tecnologías. Esta bibliotecaria no entiende, hoy en día, el trabajo en una biblioteca sin tener en cuenta las innovaciones tecnológicas. Son algo indispensable, afirma. Esta gallega participará como asistente en Fesabid 2009 y en la anterior edición fue ponente, una experiencia que le ayudó establecer contacto con gente desconocida pero que podía aportarle conocimientos y experiencias en su labor profesional.

Su blog Deakialli fue uno de los primeros hispanos dedicados a la biblioteconomía y la documentación, una tribuna virtual que otorga a estas dos áreas la visibilidad de la profesión. Para esta experta en libros e Internet, su blog es su mejor tarjeta de visita.

Pregunta.- ¿Qué han aportado las nuevas tecnologías al área de la biblioteconomía?
Respuesta.- Sería impensable hablar hoy de bibliotecas y de gestión de la información sin tener en cuenta las nuevas tecnologías. Tanto de cara a digitalizar documentación para poder conservarla y almacenarla como de cara a la recuperación de la información. Son algo indispensable.

P.- ¿Y el mundo de los blogs?
R.- Los blogs son una herramienta más de comunicación independientemente de que se apliquen al mundo de las bibliotecas o no. Es una herramienta que puede ser útil para cualquier profesión u organismo. Lo que ha supuesto es que cualquier persona con ganas de decir algo puede hacerlo sin pasar por los cauces habituales de antes como estar en un medio de comunicación o ser una persona reconocida.

P.- ¿Qué te ha aportado a ti, a nivel personal y profesional, el contacto con el mundo de la blogsfera?
R.- Mi blog es mi mejor tarjeta de visita, el mejor de los curriculum que puedes presentar en cualquier lugar. Es como llevar una carta de recomendación en la cartera. Se te abren muchas puertas. Cuando tienes un blog puedes contar lo que sabes hacer y las inquietudes que tienes. Aporta mucha visibilidad profesional y reconocimiento de cara a otros compañeros de la profesión. Sobre todo, a nivel personal me ha ayudado a estar en contacto con gente a la que ya admiraba cuando estaba estudiando la carrera. También te mantiene muy al día de lo que se cuece en tu profesión, de cuáles son los temas candentes, te ayuda a conocer lo que se está investigando, proyectos profesionales que se están llevando a cabo… Con lo que me quedo en mi blog es el estar en contacto con la gente y el disponer de un círculo de confianza, de amigos, de profesionales… con los que puedo contar en cualquier momento cuando tengo una duda o quiero resolver algún tipo de proyecto.

P.- También la red resta privacidad, cuando tienes un blog lo publicas todo, ¿pero son mejores las ventajas?
R.- En cierto modo sí, expones tu vida como si estuvieras ante un escaparate. La gente lo sabe todo, cuándo y dónde estás de vacaciones, cuándo te cambias de trabajo, por qué dejas de escribir tanto…Te resta privacidad, pero te aporta más ventajas que inconvenientes, de momento. Y como autores de blogs, somos nosotros los que decidimos qué queremos contar y enseñar y qué no.

P.- Tu blog ha sido uno de los primeros hispanos dedicados a la biblioteconomía y la documentación, ¿cómo fue su gestación?
R.- El blog lo creamos hace seis años, en 2003, estábamos estudiando la Licenciatura en Documentación en la Universidad Carlos III de Madrid. Teníamos que hacer un trabajo final de carrera, en grupo, y con varios compañeros se nos ocurrió montar esta plataforma. Desconocíamos por completo la repercusión que podía tener; los blogs todavía no eran una herramienta muy conocida y lo utilizábamos como memoria virtual, como una plataforma para comunicarnos entre nosotros porque estábamos viviendo en diferentes lugares. Nos empezó a abrir muchas puertas y comenzamos a entrar en contacto con otros profesionales que nos ayudaron mucho a desarrollar la herramienta. Hoy en día realmente es como un cuaderno digital en el que publicamos todo aquello que vamos leyendo, lo que nos inquieta y lo que conocemos.

P.- ¿Qué se ha aportado a estas áreas desde esa tribuna digital?
R.- La visibilidad de la profesión, sobre todo de cara a otras profesiones. El blog nos permite que el resto de los profesionales conozcan un poco lo que vale un blog de calle, el trabajo de un documentalista, de qué nos encargamos cuando hablamos de gestionar el conocimiento de la información…. También nos aporta mucha visibilidad para todos los organismos y empresas que están buscando gente y que desconocen por completo que un licenciado en documentación puede desarrollar esa tarea. Paradójicamente, los primeros visitantes de nuestro blog, la gente que más comenta y nos aporta contenido, son personas ajenas a la profesión de la biblioteconomía y documentación. Los que más nos han apoyado en un principio, han sido siempre periodistas e informáticos. Los colegas bibliotecarios están empezando a volcarse en este tipo de herramientas y desde hace un par de años nuestra audiencia consta ya de bibliotecarios y documentalistas.

P.- ¿Qué crees que gana la información transmitida a través de Internet?
R.- De nuevo, visibilidad. Cualquier información que difundas por Internet sabes que va a estar disponible las 24 horas, siete días a la semana. Rompe las barreras físicas y temporales. No importa en qué lugar esté el emisor ya que se va a difundir de manera instantánea. Creo que ésa es la mayor de las virtudes de la información en Internet. También que podamos reutilizar esa información; todo lo que vemos publicado en la web, siempre que los derechos lo permitan, puedes reutilizarlo y crear nuevos productos.

P.- ¿Cómo has conjugado tu pasión por los libros (algo más “tradicional”) con tu pasión por Internet, las nuevas tecnologías?
R.- Se compaginan totalmente. Internet te resta muchas horas de tiempo libre y de lectura personal, pero no deja de ser una lectura diferente, tú sigues leyendo en Internet. El que quiere encuentra tiempo para todo, también la lectura es un hobby. Se complementan. Y en la blogosfera hay blogs específicamente dedicados a la literatura, te recomiendan lecturas que de otro modo nunca conocerías.

Jornadas FESABID

P.- ¿Cuál es tu motivación principal para asistir a las Jornadas Fesabid?
R.- He asistido a las dos últimas jornadas de Fesabid, en Madrid y en Santiago. He comprobado que Fesabid es una cita indispensable para cualquier profesional inquieto que quiera conocer qué esta pasando en el mundo de las bibliotecas y la documentación. Además, supone la posibilidad de entrar en contacto con gente a la que sigues desde hace tiempo y te brinda la oportunidad de reencontrarte con amigos y colegas profesionales con los que mantienes una relación vía telefónica o correo electrónico. Puedes romper esa barrera de la virtualidad y encontrarte con ellos físicamente.

P.- ¿Qué parte del congreso te interesa más, a nivel de programa científico?
R.- Sobre todo el eje temático relacionado con las redes sociales, la participación, la gestión de la información. También, y se comentó en el anterior congreso, el tema de la responsabilidad social de los profesionales, la visibilidad que le podemos dar a la profesión, cómo nos ven los demás, el tema del impacto social de los servicios y actividades de información muy relacionadas con el ciudadano.

P.- En la anterior edición de las Jornadas fuiste ponente. ¿Te ha servido aquella experiencia a nivel profesional?
R.- Me ha ayudado a que la gente a la que no conoces se acerque a preguntarte, a estar más del otro lado, hablar con otros ponentes con los que, de otra forma, sería imposible tener contacto. Siempre se aprenden cosas nuevas, no sólo escuchando al ponente sino también en los pasillos o en el café. También se aprende al intercambiar opiniones e ideas.

P.- ¿A qué área de trabajo te dedicas en relación con la biblioteconomía?
R.- Soy técnico de biblioteca de una biblioteca municipal de Ayuntamiento de la Coruña. Me encargo de labores propias de cualquier técnico de biblioteca: catalogación, selección documental, atención al usuario, servicios de referencia… Y, de manera más especial, me encargo de tener vigiladas y de poner en marcha todas las herramientas y proyectos de la Web 2.0 aplicadas a la biblioteca como pueden ser los blogs, los wikis, y la visibilidad y presencia de las bibliotecas en las redes sociales.

P.- Quizás es un empleo no valorado lo suficiente…
R.- Para nada reconocido. No sólo es problema de reconocimiento sino también de desconocimiento. Cuando comentas que estás estudiando biblioteconomía o que eres licenciado en documentación nadie sabe qué es y siempre te preguntan si es necesario estudiar una carrera para estar en una biblioteca. La sociedad tampoco sabe qué puede hacer un documentalista, por ejemplo, en una empresa privada, qué tipo de información podemos gestionar y qué tipo de problemas podemos solventar en estas organizaciones que cada vez generan y necesitan más información.

Tags noticias federación: